Type to search

Columnas

Apellido, una identidad familiar

Avatar
Share

Por Agustín Villanueva Ochoa


¿Eres mexicano y apellidas Hernández? Probablemente no sabías que perteneces a la familia más numerosa del país, pues en México existen más de 6 millones de personas que comparten el apellido Hernández. No hay duda que los apellidos más comunes son los que tienen herencia española como López, García, González, Martínez o Rodríguez, aunque claro, la gran excepción sucede en la península de Yucatán, lugar en el que domina un apellido de origen maya, habiendo más de 70 mil Chan entre los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

La gran mayoría de apellidos de ascendencia española terminan en las letras “ez”, esto se debe simplemente a que originalmente los apellidos servían para determinar el parentesco familiar dentro de las comunidades. Ocurrió en muchas culturas antiguas que, para identificar los clanes, además de dotarlos con un nombre propio se les asignaba un segundo nombre que identificaba quién era el padre, así pues, en España los hijos de Fernando tomaban el apellido Fernández. De la misma manera en las áreas de habla inglesa se usa el sufijo “son”, que literalmente significa hijo, por lo que Johnson se traduce como “hijo de John”.

Los apellidos también tienen otros orígenes como los que surgieron para demostrar el oficio de la persona o familia, como Herrera o Labrador; denotaban del mismo modo el lugar de procedencia como Del Valle, Rivera, Montés, Campos, Marino, etcétera; además, los que se originaron por algún vínculo con la naturaleza como Flores, Luna, Robles, entre otros; asimismo, los que indicaban características físicas como Rubio, Cano, Calvillo, entre otras más.

Si bien el apellido es un distintivo en la sociedad, en México existe la posibilidad de cambiarlo bajo ciertas condiciones, una de la más común, cuando un padre no se hace responsable de su hijo y este es cuidado por su madre, abuelos, tíos, padrastro o tutor es posible sustituir el apellido original por aquel que corresponda a su familia de crianza. Actualmente también es posible intercambiar el orden de los apellidos, pues en nuestro país, aunque tradicionalmente el paterno va primero, igualmente se puede registrar con el materno al inicio, bajo la condición que se mantenga con todos los hijos de ese matrimonio, aunque claro, tal práctica no está completamente establecida en todos los estados de la república.

También sucede que, por motivos del oficio, un artista adopte nombre y apellido diferentes para ser reconocido por su público, conservando su nombre completo con el que fue registrado para efectos legales.

Resultan interesantes los datos e historias que hay detrás de cada uno de ellos, por lo que te pregunto: ¿conoces el origen de tus apellidos?

“La vida es una carrera de relevos en la que una generación pasa la llama a la siguiente y a veces, las flores que anhelaron unos brotan en otros. Y el mérito del logro es de todos”. Eva Bach y Cecilia Martí.

Referencia bibliográfica:

Consultada el 24 de junio del 2019:

https://elpais.com/internacional/2017/01/25/actualidad/1485359370_555984.html

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *