Type to search

Columnas

“Entre dichos y hechos”

Avatar
Share

Por Erika Cornelio Ramos

@ErikaCornelio


Jocelyn tenía 11 años, cuando el 3 de febrero a las 3 y media de la tarde, su familia le perdió el rastro, localizaron su cuerpo el 5 de febrero, en Morelia, Michoacán.

Vanessa, de 22 años, estudiante de la Universidad Autónoma del Estado de México, salió de su casa el pasado 1 de febrero y no regresó. Fue atacada. La violaron y asesinaron.

En los últimos días, las usuarias del sistema de transporte colectivo “Metro” de la ciudad de México, denunciaron en redes sociales diversos intentos de secuestro, sin que hasta la fecha se tenga alguna persona detenida.

En Quintana Roo, tenemos el caso muy conocido de Adisbel, quien fue cruelmente violentada por su ex pareja, en donde casi pierde la vida, pero hasta la fecha su agresor sigue prófugo de la justicia.

El pasado 2 de febrero se vio una multitudinaria marcha en el zócalo capitalino de la Ciudad de México, en donde miles de mujeres se manifestaron para demandar a las autoridades que se establezcan operativos de seguridad para poner un alto a los feminicidios, intentos de secuestro, desapariciones forzadas y violencia de género que azota a todo el país.

De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2018 se registraron 28 mil 816 homicidios dolosos, de los cuales se reportaron solo 834 como feminicidios, es decir, solo 2,3% del total.

El conteo de un homicidio doloso como feminicidio depende de que se cumplan los requisitos del artículo 325 del Código Penal Federal que establece ese delito como “privar de la vida a una mujer por razones de género”.

No obstante, la clasificación de un homicidio doloso como feminicidio, queda a consideración de los ministerios públicos o jueces, quienes por falta de conocimiento o mala capacitación los registran en una categoría equivocada.

En las últimas fechas el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer que los feminicidios ascienden a 9.48 diarios, lo que significa que cada dos horas aproximadamente una mujer es asesinada por razones de género.

A esto le sumamos que el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) informó que 18 de las 32 entidades federativas, es decir, el 56% del territorio nacional, se encuentra formalmente declarado en Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVG).

Nos están matando y no hacemos nada para que nuestras mujeres y niñas, puedan llegar seguras a sus casas.

Nos están matando, y el gobierno hace oídos sordos a las exigencias de miles de mujeres que salen a la calle solicitando, lo mínimo: llegar vivas a sus casas.

No están matando, y no hay políticas públicas claras que evidencien un Estado Fuerte en materia de violencia contra las mujeres… y las Alertas de Género… bien gracias.

La violencia de género y los feminicidios siguen siendo una cuenta pendiente para todos los niveles de gobierno, pero sobre todo sigue siendo una cuenta pendiente que se garanticen los derechos de las mujeres en México… o usted ¿Qué opina querido público?

 

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *