Type to search

Deportes Mundo LGBT Tiempos Feministas

Estrella de la selección estadounidense, feminista, representante LGBT y opositora de Donald Trump: ella es Megan Rapinoe

Avatar
Share

La futbolista ha manifestado que no acudirá a la Casa Blanca en caso de que el presidente Trump las invite y fue clave para que EU lograra el campeonato mundial este domingo.


El partido por el título del Mundial femenil Francia 2019 estaba por iniciar y en la formación de las jugadoras estadounidenses destacó una futbolista que decidió no cantar el himno estadounidense: Megan Rapinoe.

La capitana de las ‘barras y las estrellas’ se ha vuelto polémica por oponerse a las políticas del presidente estadounidense Donald Trump. Tal y como decidió no poner su mano en el pecho ni entonar el ‘Star-Spangled Banner’, había manifestado anteriormente que de ganar el título mundial, no asistiría a visitar la Casa Blanca como lo hacen los equipos deportivos que se coronan en EU. Este domingo logró el campeonato y colaboró con un gol para ello.

Rapinoe se paró frente a la guardameta holandesa con el temple que la caracteriza. No dio la más mínima muestra de nerviosismo y lo reflejó en su disparo, contundente y al fondo de la red. Al 61’ ya ganaba EU con gol de la capitana del cabello teñido color lila. El partido terminó 2-0.

Megan Rapinoe nació el 5 de julio de 1985 en Redding, California. Actualmente es jugadora del Seattle Reign de la National Women´s League de Estados Unidos.

Desde 2016 ha sido crítica del presidente Trump y de sus políticas. Primero se unió a Collin Kaepernick, exquarterback de los 49ers de San Francisco, quien se hincó durante el himno estadounidense en protesta por el racismo de su país.

Antes del torneo mundial femenil que recién concluyó, se le preguntó si acudiría a la Casa Blanca en caso de lograr el título. Rapinoe fue contundente: “No iré a la puta Casa Blanca”.

Rapinoe es abiertamente gay. Su novia es Sue Bird, también futbolista que forma parte del Storm de Seattle. Bird publicó una editorial en The Players Tribune llamada ‘Entonces el presidente odia a mi novia’.

En el texto, Sue Bird habla de la forma de ser de Megan y el orgullo que siente por ella además de indicar que el presidente ‘actúa como un adolescente’ en contra de la futbolista.

Si bien Rapinoe rechaza acudir a la Casa Blanca, ya aceptó la invitación de la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, quien la invitó a visitar la Cámara de Representantes cuando vuelva de Francia.

Rapinoe anotó 6 goles en el Mundial que terminó este domingo y fue un pilar del cuadro estadounidense que logra su segundo título mundial consecutivo.

La FIFA la nombró la jugadora más valiosa del torneo otorgándole el ‘balón de oro’.

La otra lucha de Rapinoe

Cuando la final del Mundo estaba llegando al minuto 90 y el partido ya estaba cerrado para la selección estadounidense, la hinchada comenzó a alentar gritando: “¡Pago igualitario!”.

Es que a principios de este año el equipo femenino que ahora es tetracampeón del mundo demandó a su federación por discriminación sexual, exigiendo igualdad salarial y mismas condiciones de trabajo con sus pares del equipo masculino.

Pero las diferencias no se dan solo dentro de la Federación de Fútbol de EE.UU.

La FIFA otorgó $ 4 millones de dolares en premios a las campeonas del Mundo y US $38 millones de dolares a los campeones (Francia) el año pasado.

Y si bien durante el torneo el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, anunció que esa cifra aumentaría a US$60 millones para la Copa Mundial Femenina de 2023, lo cierto es que el dinero que se destinará a premios en el Mundial (masculino) de Qatar de 2022 asciende a US$440 millones.

Megan Rapinoe festejando.

“Sin duda, no es justo”, declaró. “Deberían duplicar ahora (lo que destinan al fútbol femenino) y luego usar esa suma para duplicarla o cuadruplicarla para la próxima vez. A eso me refiero cuando pregunto si nos sentimos respetadas”.

“No estoy diciendo que el premio debería ser de US$440 millones esta vez o la siguiente. Comprendo por muchas razones que el fútbol masculino es mucho más rentable que el femenino”, agregó.

“Pero si realmente te importa que la brecha deje de crecer, no programas tres finales el mismo día“. Rapinoe hacía referencia a las finales de la Copa América y la Copa de Oro, donde, de hecho, la selección masculina de EE.UU. enfrentó a México (y perdió).

“Es una idea terrible ponerlas todas juntas el mismo día. Esta es la final del Mundial”, dijo Rapinoe.

Y agregó: “La final del Mundial se establece con tanta antelación que esto resulta increíble”.

“Así que no, no creo que la FIFA nos tenga, en general, el mismo nivel de respeto que tiene hacia los hombres”.

La demanda

El caso de la demanda de las estadounidenses a su federación es distinto de iniciativas similares en otras partes del mundo por una razón muy específica: el fútbol femenino es mucho más exitoso que el masculino en ese país.

Mientras el mejor resultado del equipo masculino en una Copa del Mundo se produjo en 1930, cuando quedó en cuarto lugar, el femenino se ha coronado en cuatro ocasiones como campeón del mundo. Además, suman otros cuatro títulos olímpicos.

También hacen más dinero. Balances financieros obtenidos por el diario The Wall Street Journal muestran que, entre 2016 y 2018, el equipo femenino generó más ingresos que el conjunto masculino.

Pese a ello, a las mujeres les pagan bonos de US$5.000 por juego, mientras que los hombres reciben unos US$13.000.

“No creo que nadie pueda negar que existen desigualdades de género en este mundo, que existe una brecha salarial, que hay discrepancias en el pago”, dijo Rapinoe en marzo pasado durante una entrevista en Good Morning America, uno de los programa de televisión más vistos en Estados Unidos.

“Así que para nosotras no se trata solamente de dejar nuestro deporte en un lugar mejor y de mejorarlo para las chicas jóvenes que vendrán después”, explicó.

“En general, se trata de inspirar a las mujeres alrededor del mundo para que defiendan aquello en lo que creen. Ellas tienen un aliado en nosotras. Estamos con ellas, las apoyamos y vamos a continuar este lucha por el tiempo que haga falta”.

Foto de portada por: Web

AIES

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *