Type to search

Columnas Editorial

Reivindicar Prospera: 3 razones

Avatar
Share

Por Tito S. Ortiz Valencia

@Titosov


Una de las consignas más reiterativas de la campaña de 2018 de Andrés Manuel López Obrador giraba sobre la protección de las personas que pertenecen a los niveles más bajos de ingreso del país. Primero los pobres, decían y repetían. La cancelación del Programa de Transferencias Monetarias Condicionadas Prospera no parece responder a dicha afirmación sino todo lo contrario. ¿Fue un error cancelar el programa tras poco más de 20 años de operación? Absolutamente, por las siguientes tres razones: era el único programa de combate multidimensional a la pobreza, las alternativas para reemplazarlo son deficientes y el reconocimiento al programa como uno de los mejores de su tipo a nivel mundial.

En primer lugar, ¿Qué hace diferente a Prospera de otras políticas de combate a la pobreza? La diferencia radica en el entendimiento que tiene el programa de que la pobreza es un fenómeno que no se trata únicamente de un bajo nivel de ingresos sino de la convergencia de múltiples situaciones desfavorables en torno a un deficiente acceso y ejercicio de derechos. Por esa razón es que la multidimensionalidad del problema se combatió con la entrega bimestral de dinero en efectivo a las jefas de familia y que a su vez estaba condicionada al cumplimiento de requisitos en torno a tres componentes: educación, salud y nutrición. 

Adicional a lo anterior, Prospera contaba con un cuarto componente, único en los programas de su tipo, el de vinculación. Este componente consistía en brindar herramientas de educación financiera a las familias beneficiarias así como facilitar el acceso al sistema bancario, a través de Bansefi, que es sistemáticamente negado a familias de bajos ingresos. Otro de los beneficios es que las familias podían tener acceso a seguros médicos privados por un costo de entre 25 y 35 pesos bimestrales gracias a un convenio entre Prospera, Bansefi y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros. 

En segundo lugar, la opción del gobierno de López Obrador para reemplazar el programa Prospera son las Becas Benito Juárez. El problema con esto es que sustituir un programa como Prospera con otro que únicamente ofrece becas parte de una premisa equivocada al asumir que solamente basta una mayor educación para superar la pobreza en México. Claro que la educación es importante para poder aspirar a mayores niveles de ingreso pero definitivamente no es suficiente para superar la pobreza. 

Además Prospera funcionaba para articular la política social del Gobierno Federal pues las familias beneficiarias podían acceder a programas de becas, prevención de embarazo infantil, apoyos a adultos mayores y comedores comunitarios, entre otros. ¿Qué es lo que obtenían las familias beneficiarias de Prospera? Acceso a una canasta de múltiples beneficios, que provenía de hasta 7 dependencias diferentes, mientras que los beneficiarios de las becas solamente obtienen ese único beneficio, que además ya era cubierto por Prospera. Esto implica que el alcance de las becas es considerablemente más limitado para combatir la pobreza. 

En tercer lugar instituciones, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, han destacado a Prospera como uno de los mejores programas del mundo en su tipo, al punto que ha sido replicado en otros 52 países. La principal razón detrás de lo anterior es que Prospera responde a un enfoque integral donde se analiza la pobreza como una situación de vulnerabilidad que surge por la mezcla entre bajos niveles de ingresos, contexto desfavorable y carencias sociales. Bajo ese paradigma es que el programa no solo tenía incidencia en los indicadores relacionados a pobreza sino también en los educativos, nutricionales y de salud. 

Como muestra de lo anterior, en su informe sobre la evolución de la pobreza en la década entre 2008 y 2010, el CONEVAL presentó cifras que muestran un pico en el aumento de la pobreza para el año 2014, cuando fue relanzado el programa bajo el nombre de Prospera, y que después tienen un punto de inflexión con reducciones al porcentaje de población en situación de pobreza en 2016 y 2018. Para el mismo periodo, esto fue acompañado de una reducción en las carencias sociales de alimentación (3%), servicios de salud (2%) y rezago educativo (1.8%). Para romper el ciclo intergeneracional de pobreza en México se requiere un esfuerzo mucho mayor que el de solamente aumentar los ingresos de una familia, se trata también de invertir en el desarrollo del capital humano y de alguna manera Prospera atendía a esta idea. 

Por otro lado, el BID destaca la cobertura del programa a 6 millones de familias mexicanas además de que se contaba con la capacidad para segmentar la oferta de Prospera de acuerdo al contexto de cada familia (urbano, semiurbano o rural). Sin embargo, la cancelación del programa refleja lo que parece ser un constante, quizás ni siquiera exclusivo del gobierno actual, desprecio hacia la técnica y la evidencia como insumos para el diseño e implementación de políticas públicas eficaces y precisas. 

¿Qué tenemos entonces? Que la economía mexicana está presentando un desempeño mediocre en lo que va del sexenio y no queda claro cuáles serían las estrategias del gobierno para poder brindar atención al sector más vulnerable del país, considerando la posible llegada de una recesión económica global impulsada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Independientemente de si las razones para su cancelación respondieron a motivos de austeridad, técnicos o a un mero revanchismo político, es evidente que fue un error haber eliminado Prospera. Bienaventurados aquellos que no resentirán los efectos de la cancelación del programa.

Fuentes consultadas

 

  1. Badillo, Diego. AMLO eliminó 12 programas sociales que incidían en la pobreza. El Economista. 2019. Disponible en: https://www.eleconomista.com.mx/politica/AMLO-elimino-12-programas-sociales-que-incidian-en-la-pobreza-20190901-0005.html
  2. Torres, Yuridia. Lanzarán seguros de bajo costo para pobres en el pais. El Financiero. 2016. Disponible en: https://www.elfinanciero.com.mx/economia/lanzaran-seguros-de-bajo-costo-para-pobres-en-el-pais
  3. Acerca de Puntos Centinela. Gobierno Federal de México. 2018. Disponible en: https://puntocentinela.info/index.php/es/puntos-centinela
  4. 10 años de medición de pobreza en México, avances y retos en política social. CONEVAL. Comunicado de prensa No. 10. 2019. Disponible en: https://www.coneval.org.mx/SalaPrensa/Comunicadosprensa/Documents/2019/COMUNICADO_10_MEDICION_POBREZA_2008_2018.pdf
  5. Un modelo de México para el mundo. Banco Mundial. 2014. Disponible en: https://www.bancomundial.org/es/news/feature/2014/11/19/un-modelo-de-mexico-para-el-mundo
  6. Aguilar, Arturo. et al. Los efectos a largo plazo de Prospera en el Bienestar. Banco Mundial. 2019. Disponible en: http://documentos.bancomundial.org/curated/es/614811568120566374/Long-Term-Effects-of-PROSPERA-on-Welfare

Dávila, Laura. ¿Cómo funciona Prospera? Banco Interamericano de Desarrollo. 2016. Disponible en: https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/%C2%BFC%C3%B3mo-funciona-Prospera-Mejores-pr%C3%A1cticas-en-la-implementaci%C3%B3n-de-Programas-de-Transferencias-Monetarias-Condicionadas-en-Am%C3%A9rica-Latina-y-el-Caribe.pdf

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *