Type to search

Destacado Mundo

Ejército turco asesina a activistas feministas Zehra Berkel, Emîna Weys y Bedîea Mele Xelîl; colectivo condena y exige justicia

Avatar
Share

El pueblo de Rojava despidió a las tres mujeres asesinadas por el Estado turco.


El 23 de junio pasado, tres activistas del movimiento de mujeres en el norte y este de Siria (Kongreya Satar) fueron asesinadas por un bombardeo de aviones no tripulados turcos que atacaron la aldea de Helincê (Halinja), cercana a la ciudad Kobanê.

Zehra Berkel y Hebûn Mele Xelîl eran integrantes de Kongreya Star en la región del Éufrates, y Amina Waysî también participaba activamente en la revolución de las mujeres de Rojava.

El funeral de las tres mujeres se celebró en el cementerio Dicle de los Mártires en Kobanê. Al hablar en la ceremonia, el copresidente del Consejo Ejecutivo para la región del Éufrates, Mihemed Şahin, recordó a todos y todas las mártires de la libertad en la persona de las tres mujeres asesinadas.

Remarcó en que con estos asesinatos y ataques, el Estado turco intenta vengar a los terroristas del Estado Islámico (ISIS) que fueron derrotados en Kobanê.

Por su parte, la integrante de la Coordinación de Kongreya Sta, Heyva Erebo, expresó:

“Hoy nos despedimos de tres mujeres que sacrificaron sus vidas por la libertad. El enemigo ha apuntado a la humanidad en la persona de tres mujeres revolucionarias que lucharon por la libertad de las mujeres”.

En tanto, Ramazan Mele Xelîl, del Consejo de Familias de Mártires, manifestó:

“Que los enemigos del pueblo kurdo y la humanidad sepan que seguiremos los pasos de nuestras mártires. Al igual que derrotamos a ISIS en Kobanê, Erdogan también será derrotado”.

Después de los discursos, los certificados de defunción de las tres mujeres fueron leídos y entregados a sus familias.

Este es el comunicado íntegro, emitido por Women Defend Rojava Madrid: 

En la noche del 23 de junio, en la aldea de Helence, en las afueras de Kobane (Kurdistán oeste, Siria), drones del ejército turco lanzaron misiles contra una vivienda civil en la que se habían reunido varias mujeres. Como consecuencia de ese ataque murieron Zehra Berkel, miembro de la Coordinación de Kongra Star de la Región del Éufrates, la madre Emîna Weys y nuestra camarada Bedîea Mele Xelîl.

Estas tres mujeres luchaban codo con codo con otras miles de camaradas kurdas, árabes, asirias, circasianas, yazidies, del noreste de Siria, para lograr vivir en una sociedad democrática, libre, igualitaria y sin patriarcado.

Al mismo tiempo, en Besre, en la región de Deir-ez-zor, al este de Siria, se ha llevado a cabo un brutal ataque a la Casa de las Mujeres (Mala Jin), donde las mujeres median en conflictos familiares, de violencia de género y dan apoyo a compañeras en situaciones vulnerables.

Los crímenes de guerra del Estado fascista turco contra el avance de la libertad de las mujeres se han intensificado.

La revolución iniciada en 2012, basada en la democracia radical, la ecología social y la liberación de las mujeres ha seguido avanzando a pesar de las presiones y ataques de las diversas fuerzas hegemónicas que intervienen en la región y el inmenso dolor de ver morir a más de 12.000 de sus compañeros y compañeras en la lucha contra Estado Islámico a lo largo de 5 años. Las mujeres del noreste de Siria están llevando a cabo una resistencia sin igual contra las fuerzas de ocupación del Estado turco y sus aliados yihadistas.

Todos los aliados del Estado turco son también responsables de estos ataques. La Coalición Internacional y el Estado ruso son responsables de la masacre de nuestras camaradas. Les exigimos responsabilidades y decimos claro que estos salvajes ataques del Estado turco deben cesar y que los Estados y las instituciones internaciones no deben ser cómplices del feminicidio y genocidio del pueblo kurdo.

Los ataques militares contra la sociedad civil son crímenes de guerra. Apuntar a las mujeres que organizan su sociedad y que tienen un rol en política es un crimen contra el futuro de las mujeres.

Por ello, hacemos un llamamiento a las mujeres y a las organizaciones de mujeres de todo el mundo para que adopten una postura clara contra estos ataques y se solidaricen con la resistencia de las mujeres de Rojava. Además, llamamos al pueblo kurdo y a todos sus aliados a intensificar incesantemente la resistencia y a tomar medidas contra el fascismo y la traición.

El Estado fascista turco es un asesino de mujeres. El objetivo del fascismo turco y del carnicero Erdogan es la masacre de las mujeres que se organizan para crear una sociedad igualitaria.

Una vez más condenamos estos ataques bárbaros. Prometemos a nuestras compañeras Zehra, Bedîea y Madre Emîne que resistiremos en todas partes donde la mentalidad fascista y misógina se manifieste. Este ataque refuerza nuestro compromiso de buscar la libertad, y cada caída en la lucha ilumina nuestro camino y nuestra organización. Garantizaremos la libertad de las mujeres y de todos los pueblos con Zehra, Bedîea y Madre Emîne como nuestra vanguardia.

¡Resistencia es vida!

¡Viva la resistencia de las mujeres que se organizan, luchan y buscan la libertad!

¡Alto a la ocupación y la masacre!

Women Defend Rojava Madrid

24 de junio de 2020

 

 

 

 

 

Foto de portada por: Rojava Madrid

Redacción

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *