Type to search

Nacional

Covid dejará 21 millones de mexicanos en pobreza extrema: Cepal

Avatar
Share

Al cierre de 2020 habrá más de 21 millones de mexicanos en pobreza extrema; sin dinero para comprar una canasta básica de alimentos por causa del coronavirus.


El coronavirus dejará a la mitad de la población de México en condiciones de pobreza y a varios millones sin dinero suficiente para comprar alimentos, alertó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La secretaria Ejecutiva del organismo internacional, Alicia Bárcena, reveló que la crisis económica del Covid-19 traerá un aumento de 6.7 puntos porcentuales en el número de mexicanos padecen  pobreza.

Precisó que ello provocará que la población sin recursos necesarios para cubrir su necesidades básicas –desde alimentación hasta servicios de salud, vestido, educación o vivienda– suba de 41.9% a 49.5% al cierre de 2020.

De acuerdo a las cifras oficiales, esto último significaría que el número general de pobres en México pasaría de 51.5 a 61.2 millones; cuyos ingresos se vieron mermados o cancelados por el desempleo desatado en los últimos cuatro meses.

La secretaria de la Cepal alertó que, lo más grave, es que la cantidad de mexicanos en pobreza extrema –sin dinero ni para comprar una canasta básica de alimentos– aumentará 6.3 puntos porcentuales durante este año.

Y ello, implicará que la tasa de personas en condiciones de miseria se dispare de 11.1% a 17.4% de la población; con una variación de 13.6 a 21.4 millones de hombres y mujeres que no tienen dinero ni para comer.

COronavirus vs economía

Durante una videoconferencia, donde la Cepal y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) presentaron un informe sobre el impacto del coronavirus, Alicia Bárcena señaló –de forma contundente– que la salud es primero que la reactivación económica.

Aseguró que no hay ningún dilema al respecto y lo primero que tienen que hacer los países de América Latina es controlar y revertir las altas tasas de contagio y muertes generadas por el Covid-19; y después dar paso a la mitigación de los daños económicos.

Señaló que la salud no es un privilegio o una prestación, sino “un derecho humano y un bien público fundamental”; el cual debe ser garantizado por el Estado. Indicó que “sin un sistema de salud de calidad no hay bienestar ni desarrollo económico inclusivo y sostenible”.

Refirió que la pandemia del coronavirus evidenció las debilidades estructurales de los sistemas de salud de los países latinoamericanos, incluido México, entre las que destacan:

  • Sistemas segmentados y fragmentados, con brechas de acceso.
  • Gasto público promedio de 2.3% del PIB; que está lejos del 6% recomendado por OPS.
  • El 34% del gasto en salud cubierto a través del bolsillo de los hogares.
  • Cerca de 95 millones de personas realizan gastos catastróficos en salud; y casi 12 millones se empobrecen debido a tales desembolsos.
  • La disponibilidade de médicos y camas hospitalarias equivale a la mitad de los países de la OCDE
  • Atención pospuesta para otras enfermedades; ocasionando un aumento en las tasa de mortalidad.

Foto de portada por: Web

AIES

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *