Type to search

Nacional

Pese a incremento de incendios, redujeron 50% el presupuesto de este año a la Comisión Nacional Forestal

Avatar
Share

Las conflagraciones se acentúan en temporada de estiaje y ya cambió el patrón de lluvias, señala el World Resources Institute.


En el valle de México y estados aledaños en años recientes se ha presentado una tendencia creciente de incendios forestales, que esta temporada se acentuó con un periodo de estiaje que se prolongó hasta mayo, cuando normalmente termina en febrero, señaló la organización World Resources Institute (WRI). Esto se debe a que cambió el patrón de lluvias y el invierno pasado fue más caliente, precisó.

En este contexto, el Legislativo redujo 50 por ciento el presupuesto de este año a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) destinado al combate a las conflagraciones forestales, al pasar de 300 millones de pesos a 150 millones; asimismo, se eliminó el Programa de Empleo Temporal (PET) con el que se apoyaba el pago de salarios a las personas encargadas de combatir los incendios. Sin embargo, los reportes oficiales señalan que hay menos siniestros que otros años. Aun así, la percepción ciudadana es que hay más, señaló la Red Mocaf.

Sólo ayer había 78 incendios activos en el país y 19 en proceso de liquidación que afectaban 17 mil hectáreas, reportó la Conafor. De ellos, tres se desarrollan en la Ciudad de México desde el martes.

Estos datos difieren con los que reporta el gobierno de la Ciudad de México, que sólo para el martes informó que había 11 conflagraciones en zonas forestales.

Iván Zúñiga, gerente de bosques de WRI México, presentó datos preliminares de un estudio acerca de los incendios en el valle de México. Explicó que hay una combinación de temperaturas altas con estiaje.

Detalló que en el periodo 2014-2018 el estiaje se presentó entre enero y febrero, y este año empezó en diciembre y ya llegó a mayo.

Además, el patrón de temperaturas se recorrió un mes. Desde diciembre empezó a elevarse y con ello aumentó el periodo de calores altos que continúa, lo cual genera condiciones propicias para el desarrollo de incendios forestales.

En cuanto a superficie afectada, detalló que en la Ciudad de México y estados aledaños, como Puebla, desde 1999 la tendencia va en aumento y entre el primero de enero y el 15 de mayo se disparó a 15 mil hectáreas. En el resto de las entidades no se superan los máximos de los 20 años recientes, indicó.

En entrevista, explicó que se ha observado que los fuegos forestales y de otro tipo (en lotes baldíos, pastizales y vertederos de basura a cielo abierto) se presentan en las colindancias con Morelos, estado de México y la zona sur y oriente de la Ciudad de México. Aclaró que 80 por ciento son provocados.

Zúñiga precisó que no hay información suficiente para decir que la disminución del presupuesto y la desaparición del PET son causantes de la crisis, aunque tener más recursos facilita atender mejor los incendios y hacer obras preventivas.

Foto de portada por: Web

AIES

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *